10.4 C
Tlaxcala
miércoles, septiembre 22, 2021

La guerra eterna: Afganistán

Países remotos, con crisis lejanas, peleando por derechos que nos son tan comunes, en tiempos… en nuestros tiempos. Esto es lo que está sucediendo en Afganistán, esto es lo que le está sucediendo a gente en nuestros tiempos, en el mismo mundo en el que vivimos. Miles de personas peleando por su vida, por su derecho básico, legítimo y natural de la vida misma.

Afganistán se empezaba a abrir a la globalización, lleno de arte, ciencia y desarrollo tecnológico; una vida vibrante con el característico jazz en vivo de los años 60´s, una vida tranquila y bella. Luego, todo se volvió un sueño lejano, la nueva realidad borró cualquier mueca que se asemejara a una sonrisa.

En los 60´s una monarquía los dirigía al progreso. Las mujeres tenían participación en la vida pública y se dice que fue la época dorada. La entonces reina aparecía en eventos públicos con la cabeza descubierta, las mujeres iban a la universidad y el mundo empezaba a abrir sus puertas ante los esfuerzos de los reyes afganos. El 80% de la población vivía en las zonas rurales, mientras que el otro 20% se concentraba en Kabul, quienes estaban cómodos y contentos con las decisiones políticas, mientras que los demás se escandalizaban y se opusieron abiertamente al progreso. Así se empezaron a configurar las primeras organizaciones islámicas tradicionalistas.

- Publicidad

En 1973 cayó la monarquía tras un tremendo golpe de estado, Afganistán se convirtió en una República comunista. La instauración de esto fue radical, no sólo por lo que proponían, sino por las medidas que tomaron para erradicar a la oposición, arrestos, encarcelamientos y asesinatos se volvieron el pan de cada día. Para el gobierno, cualquier tipo de adoctrinamiento era seriamente penado, excepto el comunismo, se castigaron las artes, la ciencia y la tecnología, pues si eran comunistas no necesitarían más. La oposición no era la única amenaza, pues si no estabas en pro de ellos, automáticamente estabas en contra.

El golpe comunista se da en plena Guerra Fría y pensar que Afganistán se encuentra en un lugar geográficamente estratégico, para ambos bandos tener poder sobre él significaba riqueza y reservas de yacimientos de gas natural y petróleo. El pueblo islámico durante 1979, en un esfuerzo por recuperar su nación, crean el primer partido islámico y se autodenominaban “soldados de la Santa Guerra” (Warriors of the Holy War) y buscaban establecer una nación puramente islámica y libre del comunismo. La iniciativa fue financiada y subsidiada por el gobierno estadounidense, mientras que el gobierno recibía lo propio de los soviéticos. La URSS envío tropas a Afganistán para contener el movimiento de oposición. Fue Jimmy Carter el que acertadamente aseveró que era Afganistán el nuevo epicentro de la Guerra Fría.

El Muro de Berlín cayó en 1989, siendo un recordatorio de la disputa entre el comunismo y el capitalismo. La Guerra Fría termina en 1991 pero las tropas soviéticas, principalmente rusas no tenían intenciones de terminar con su ocupación militar. Estados Unidos, por los acuerdos políticos de paz supranacionales no tenía un argumento válido para enviar tropas a Afganistán y combatir el comunismo.

El famoso y trágico evento del 11 de septiembre fue el argumento de George W. Bush para un despliegue militar de gran magnitud en Afganistán. Veinte años de conflictos armados e incontables muertes fueron la terminante decadencia de lo que algún día fue un gran país. Veinte años en los que los grupos que alguna vez apoyó EE.UU se volvieron incontrolablemente radicales y Kabul fue objeto de arrebato entre poderes.

En agosto de 2020, Estados Unidos se reunió con el Talibán, sus aliados políticos en los últimos años. Se firmó el controversial acuerdo de Doha en el que EE.UU sacaría sus tropas de Afganistán para que el Talibán recuperara el poder político sobre el país con la condición que ese gobierno no llevara a cabo ni permitiera acciones que comprometieran la seguridad del país norteamericano. Fue tema omiso el derecho de las mujeres, ni el respeto a los derechos humanos de la población, por los antecedentes de violencia que tiene el grupo islámico.

El cumplimiento del acuerdo está ahora en manos de Joe Biden, el actual presidente estadounidense. La toma de la capital afgana casi instantánea de los talibanes significó una nueva ley basada únicamente en la ley sharía. El uso obligatorio del chador como mínimo, pero preferentemente el burka para cubrir por completo los rostros femeninos. Las mujeres corren el riesgo de ser violentadas e incluso asesinadas por no usarlo o por salir a la calle sin compañía de un varón de la familia.

Cualquier desobediencia de los mandatos de la ley islámica son gravemente penados. Los derechos humanos están siendo violados abiertamente y al mundo nos preocupa en especial los derechos de mujeres, de todas las edades, el simple hecho de ser fémina es una debilidad. La educación, la libre expresión, el libre tránsito, sus derechos políticos y el derecho fundamental a no ser violentados, es ahora un lujo en Afganistán.

Biden, ante la inminente crisis humanitaria, ofreció sacar del país a todo americano y todo afgano que haya sido aliado de EE.UU en los últimos veinte años, ofreció asilo y trabajo para quienes fuera seguro tener en su país.

Sin embargo, aunque Rusia y China acordaron unir esfuerzos militares y políticos para mitigar las amenazas del Talibán, no hay que perder de vista que ambas naciones, son territorialmente enormes, claramente comunistas y con un poderío armamentista y tecnológico impresionante, la suma de estos esfuerzos y potencias representa una amenaza seria a las fuerzas americanas.

¿Será entonces el comienzo de una nueva guerra? O ¿será la continuación de la eterna guerra entre capitalismo y comunismo? Naciones que ayudan intervienen, pero nunca desinteresadamente. Líderes, egos, que poco tienen en la mira las vidas que afectan, pues se adjudican el derecho de decidir a qué vidas ponerles fin. Con excusa incansable de hacer la guerra por un bien mayor religioso sin darse cuenta de que son sólo peones en el tablero de egos más grandes. El mundo, las vidas, a la merced del egocentrismo y el eterno deseo de un imperio, de control político, todo por ego, todo por poder.

Comentarios

Comentarios

- Publicidad -

Últimas Noticias

Se instala en la capital de Tlaxcala el Consejo Municipal de Seguridad

Representantes de los tres niveles de gobierno se coordinan para brindar seguridad en las comunidades, colonias y zona urbana de la capital de todos...
- Publicidad -

A Tlaxcala le espera una nueva historia, sin rencores ni venganzas

Las campañas quedaron atrás y ahora es el tiempo de una nueva historia para Tlaxcala, afirmó recientemente la gobernadora de Tlaxcala, Lorena Cuéllar Cisneros,...

Se instala en la capital de Tlaxcala el Consejo Municipal de Seguridad

Representantes de los tres niveles de gobierno se coordinan para brindar seguridad en las comunidades, colonias y zona urbana de la capital de todos...

Vacunarán a más de 96 mil personas esta semana en el estado.

• La vacunación también se llevará a cabo en los nodos industriales de Huamantla, Tetla y el corredor industrial Malintzin, con un total de...

Noticias relacionadas

El valor de la Canirac

Con la toma de protesta de Javier Zamora Ríos como representante de la Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados (Canirac)...

A Tlaxcala le espera una nueva historia, sin rencores ni venganzas

Las campañas quedaron atrás y ahora es el tiempo de una nueva historia para Tlaxcala, afirmó recientemente la gobernadora de Tlaxcala, Lorena Cuéllar Cisneros,...

Se instala en la capital de Tlaxcala el Consejo Municipal de Seguridad

Representantes de los tres niveles de gobierno se coordinan para brindar seguridad en las comunidades, colonias y zona urbana de la capital de todos...

Vacunarán a más de 96 mil personas esta semana en el estado.

• La vacunación también se llevará a cabo en los nodos industriales de Huamantla, Tetla y el corredor industrial Malintzin, con un total de...
- Publicidad -
Comentarios

Comentarios