• El trabajo constante de los Semilleros creativos permite que sus integrantes se hagan presentes en escenarios de talla internacional

  • Los 18 artistas participarán en las festividades de la independencia mexicana en Estados Unidos

El Semillero creativo de artes escénicas de Tenancingo, Tlaxcala, viajará a Nueva York para presentar la obra teatral Ipillwan Teolli, las hijas del maíz, los días 14 y 15 de septiembre, en el marco de las festividades de la Independencia mexicana.

Esta obra pretende generar reflexión en los espectadores y transportarlos a los orígenes y raíces de la cultura mexicana. El montaje se apoya de coloridas imágenes y sonidos en lengua náhuatl.

Las funciones se llevarán a cabo en las instalaciones de la escuela primaria Our Lady of Perpetual Help, donde participarán seis niños y 12 niñas que representarán al Semillero y darán muestra de sus dotes histriónicos en un escenario internacional.

Esto se ha logrado gracias a la colaboración de la Secretaría de Cultura, a través del programa Cultura Comunitaria, el Instituto Tlaxcalteca de la Cultura (ITC), Fundación Gin y Fundación Pulso Nueva York, quien hizo la invitación al grupo para ser parte de la vigésima sexta edición del Desfile Mexicano en Nueva York.

El trabajo y esfuerzo realizado por los integrantes de este Semillero, encabezado por los docentes Pedro Sánchez, Alan Rivera y Daniel Ramírez, los ha llevado a presentarse en el Centro Nacional de las Artes, el Museo Nacional de Culturas Populares, el Castillo de Chapultepec y el Centro Cultural Los Pinos; así como en diversos recintos de Tlaxcala.

Actualmente, el Semillero creativo de artes escénicas de Tenancingo cuenta con 31 niñas, niños y jóvenes, quienes reciben formación en actuación, títeres, acrobacia y producción escénica, logrando así impulsar y potenciar sus capacidades artísticas.

Con estas acciones se trabaja para cumplir uno de los objetivos de la Secretaría de Cultura: poner en el centro de la agenda cultural a las comunidades que, de alguna manera, han estado al margen del ejercicio de sus derechos culturales y que hoy en día pueden lograr formarse como agentes culturales desde temprana edad, con el fin de no dejar a nadie atrás.