Con el objetivo de inhibir actos delictivos y salvaguardar la integridad y patrimonio de las familias.


La Dirección de Seguridad Pública del municipio de Tlaxcala, inició con los trabajos de instalación de alarmas de pánico en restaurantes y hoteles que consta de un padrón de 50 negocios de este tipo, el objetivo es inhibir actos delictivos y salvaguardar la integridad y el patrimonio de los tlaxcaltecas.


Así lo informó el director de Seguridad Pública, Max Hernández Pulido quien refirió que el arranque de este programa se realizó en compañía de representantes de la industria del negocio, pues la indicación de la alcaldesa, Anabell Ávalos Zempoalteca es abarcar la mayoría de estos.


Indicó que el primer negocio que se vio beneficiado con la instalación de la alarma de pánico fue el restaurante “La Fonda del Convento”, y refirió que se tiene contemplado cubrir un padrón de 50 negocios de este giro, además de uno de comercios establecidos en el primer cuadro de la ciudad y uno más de vecinos vigilantes.


Abundó que la idea es regularizar la entrega de las alarmas, la cual consiste en la instalación de manera estratégica y en una capacitación que se ofrece al personal para que sepan el correcto manejo de las mismas, y con ello evitar que sean activadas de forma innecesaria, además se les brinda una serie de recomendaciones para hacer un adecuado uso.

Detalló que la instalación de las alarmas de pánico será de manera progresiva hasta cumplir con el total de ellas en esta primera etapa, pues la idea es cubrir la mayor parte del municipio, por lo que se prevé continuar con este programa a lo largo del año.


Es así como la alcaldía capitalina pone en marcha acciones contundentes que permitan reforzar la seguridad de las familias tlaxcaltecas, para ofrecerles un mejor entorno.