• Con su proyecto, Teodora Pérez y Pérez busca revitalizar la tradición relacionada a esta planta mediante talleres, festivales y la apertura de un restaurante tradicional

Teodora Pérez y Pérez, creadora del proyecto “Rescatando las bondades del maguey: el pulque, tradición ancestral”, relata en entrevista que desde joven se interesó por esa planta —también conocida como árbol de las maravillas— debido a que sus abuelos maternos se dedicaban a producir dicha bebida.

Asimismo, menciona que en aquella época había cerca de 16 tinacales (bodegas o sitios cerrados donde es elaborada) en Mesa Redonda, localidad situada en el municipio tlaxcalteca de Altzayanca, “pero, desafortunadamente, desaparecieron en su totalidad con el paso del tiempo”, se lamenta.

Esto la motivó para participar en el Programa de Apoyo a las Culturas Municipales y Comunitarias (PACMyC) 2018 con su iniciativa,la cual pretender preservar el maguey difundiendo la producción y el consumo del pulque, reavivar los tinacales y dar a conocer a las nuevas generaciones toda la historia que la planta encierra, explica.

Para cumplir con estos propósitos, se realizaron diversos talleres enfocados en mostrar los beneficios que se obtienen de esta planta. El primero, “Las delicias del pulque”, consistió en realizar pan artesanal y paletas heladas usando la bebida como materia prima.

Posteriormente, se impartió otro sobre tlachiqueros, las personas encargadas de raspar el maguey y obtener el aguamiel que, tras la fermentación, se convierte en el pulque; la entrevistada indica que se enseñó a los jóvenes de Mesa Redonda sobre este proceso.

El tercero se centró en la producción de jabones con base de aguamiel: “Todo esto se hizo con el propósito de observar que del maguey no solo se aprovecha el pulque, pues es una planta maravillosa que puede utilizarse para otros usos, como hacer fibras y artesanías”, aclara.

Por último, en julio del año pasado se llevó a cabo el Festival del Pulque y el Maguey, en el cual participaron diversos artesanos de la entidad y productores de aguamiel, pulque y sus derivados (como pan, nieve y dulces, entre otros alimentos) y queso. El objetivo fue difundir la cultura regional: Altzayanca es una zona pulquera, tiene la tradición ancestral del maguey y su bebida, asegura Teodora.

Enfatiza que Mesa Redonda es una comunidad prolífica en cuanto a la producción de la planta: su suelo y su clima de zona semidesértica son ideales para sembrarla; sin embargo, la gente la cultiva cada vez menos. Por ello, procura cambiar esta situación, pues “el maguey forma parte de la identidad mexicana de nuestra región tlaxcalteca”, abunda.

Expresa que, a pesar de que su proyecto concluyó el año pasado, desea continuar con su labor para preservar y difundir los múltiples usos del maguey mediante la creación de un restaurante de comida tradicional que muestre la gastronomía y la cultura de Altzayanca. Igualmente, aunque aún sin una fecha fija, ya se planea la segunda edición del Festival del Pulque y el Maguey.